Primer Trimestre

He querido hacer estos tres apartados en el blog, (los de los trimestres del embarazo), para hacer un recorrido corto, en imágenes y sensaciones, de lo que supuso cada trimestre esperando la llegada de Paula.

Es muy difícil describirlo, ni siquiera las imágenes que a veces valen más que mil palabras, logran dejar ver hasta qué punto disfrutamos y nos emocionamos con cada día que mi bebé pasaba de ser una burbujita pequeña y que hacía cosquillas a mamá, a una personita que crecía y se quedaba sin espacio, y se pasaba el día entre patadas, puñetazos y más patadas!!.

Pero aún así, será bonito tener un recorrido de todas las tripitas según iban cambiando en cada trimestre.

El primer trimestre está marcado casi siempre por la ilusión del primer momento, el saber que estás embarazada, los nervios, la emoción, el miedo. Se junta todo en un mismo saco y sólo nos salían lagrimas y risas y saltos de alegría!.

La foto habla por sí sola. Te lo haces sin ningún tipo de esperanza, después de dos años de intentos fallidos y te asomas sigilosa con un nudo en el estómago que no te deja ni leer...

Y allí está, EL POSITIVO!!!!!!!!!!!!!!!

Primera ecografía de mi gordita. Con sólo 8 semanitas de gestación. Aquí nos confirmaban por fin, después de unas semanas de verdadero miedo porque algo pudiese ir mal, que estábamos embarazadísimos! (palabras textuales de la doctora), un embarazo en toda regla!.

Parece un pececito nadando en la tripita de mamá...

No cabíamos en nosotros mismos... No podíamos pensar en nada más... No podíamos ni queríamos esperar para contárselo a todo el mundo...

Pero aún era pronto. Todavía hasta las 12 semanas, no es tan difícil que las cosas se puedan torcer de alguna manera.

Había que esperar un poco más.

Y de repente un día ocurre, la tripita se empieza a notar... Muy poco a poco los pantalones ya no te abrochan y en el trabajo toca decirlo, porque ya no encuentro en mi armario más ropa ancha que ponerme!!

Y eso que mi cacahuete sólo mide apenas unos 6 centímetros de longitud... Pero todo lo que se va formando con él, como la placenta, líquido amniótico, etc. también ocupan su espacio y tienen que hacerse hueco...

Las náuseas y mareos todavía no remiten y por las mañanas en ocasiones se hace bastante duro, pero no se me borra la sonrisa de la cara ni con esas...

El miedo todavía acecha de vez en cuando. Es todo tan bonito que tenemos miedo a que algo pueda ir mal debido al problemilla que tuvimos para quedarnos embarazados. Pero no impedía seguir disfrutando más y más cada día de todo lo que pasaba, de la barriguita, de los síntomas y en definitiva de la emoción de los dos.

Tuvimos escapada a la playita (a Villajoyosa), a disfrutar del regalo que el Papá Burbujita me había hecho en mi cumpleaños, las entradas para el musical que llevaba años con ganas de ver, "Hoy no me puedo levantar".

Fue un fin de semana de ensueño. El musical estuvo increíble, lo pasamos de miedo. El tiempo acompañó como nunca, como se puede percibir en la foto, hasta nos pudimos dar un chapuzón en el mar y lucir mi barriguita más contentos que unas castañuelas. El hotel que contratamos era una maravilla. En definitiva fueron tres días inolvidables para los dos. Uy!! Perdón, para los tres.... ;-)

El veranito iba llegando, la barriguita creciendo y las pruebas todas salían bien... afortunadamente.

Primero el triple screening que junto con la ecografía de las doce semanas descartan posibles malformaciones y alteraciones genéticas que pueda haber.

En la eco de las doce semanas ya se ve perfectamente la forma del feto, sus extremidades, sus manitas... Hasta se atrevieron a decirnos que daba todos los indicios de ser una niña.... Eso, o la tenía muy pequeña... ja ja ja ja....!





1 comentario:

!Nos encantan los comentarios!

En anteriores capítulos de 'Burbujita' :